Signos

¿Dónde puedes encontrar el amor? Si lo supiésemos, todos sabríamos donde buscarlo. Algunas veces lo único que necesitas es una señal.  Yo lo hice tras muchas horas de vuelo, y sobretodo de muchos, muchos, cafés… Me vienen muchas cosas a la cabeza pero aqui unas imagenes valen más que mil palabras. Impresionante corto  de Patrick Hughes.  Dura 12 minutos y merece  (mucho) la pena.

Ponerme las pilas

Tengo que ponerme las pilas. Parece que me estoy volviendo un poco vago, y no será por falta de ideas. Últimamente esta haciendo buen tiempo por Seattle y alrededores. En Madrid aunque hace frío hay algunos que siguen pariendo ideas para mejorar el mundo. Y vuelven a sonreir. Por muchas razones pero también porque hay que hacer caso a Freddie, y the show must go on. Otros vuelven a disfrutar cuando oyen esa canción y de repente es como si nunca la hubieran escuchado. Y eso cuando pasa, mola. Tanto que hasta dejas de aparcar.

Días de sol y cielos despejados. Algo inusual en los últimos tres meses.  Puedo afirmar sin vacilar que es desde que vino ella. Y antes de que me diera cuenta se fue y la empecé a echar de menos casi antes de que volviera al aeropuerto para que tomara un avión que la sacará de mi sueño. Pero así son las cosas. Es importante aprender a esperar.

A veces la vida te manda a 11.000 kilómetros de donde siempre has estado y te pueden pasar un montón de cosas. Pero en mi caso aprendo, disfruto y valoro más lo que tengo. Y sobretodo lo más importante intento no dejarme llevar, ser yo mismo. Y poner las cosas en su sitio. Aqui no tienes a nadie comiendote la oreja para absolutamente nada. Nada de nada. Simplemente is up to you.

Exprimir

En un horizonte cercano algo más de un par de meses por delante, un viaje a Nueva York con conexión bostoniana que se va perfilando y ganas de aprovechar, exprimirme como un limón en esto que llaman vida para aprender y todo lo demás.

No es exactamente como el videoclip pero ver esta canción de Stereophonics (gracias a Peter por descubrirmelos) produce unas sensaciones cercanas a las que tuve esa semana larga en la que estuvo aqui. Por cierto con ella me sobra toda esa tropa de cuerpos sin alma y con biquinis fluorescentes. 

Por cierto, ahi van algunos cambio. Nueva cabecera y un pequeño retoque en la página de Autor. Si, ya tengo 25. Evidente o no ya tengo encima un cuarto de siglo pero de eso ya hablaremo en otro momento. Ah! Y comentar en este Cafe donde siempre eres bienvenido es gratis total.  Sólo por si no lo sabias.

Haiku o amor de invierno

El granizo golpea irreverente los cristales de nuestra casa mientras Congo se mueve dentro de mí. Por unos instantes se para a escuchar el golpeteo de las bolas que caen con la rabia del mal tiempo. 

– Lo oyes? -me pregunta muy bajito al oído. Le contesto que sí con un ligero movimiento de cabeza.   

Entonces Congo me besa, y sigue deslizándose en mis entrañas hasta que llega el momento. Después, lentamente, con la misma naturalidad que se desprende del árbol una fruta madura, se deja caer. En mí.

La autora lo titula AmAntesAmigos  y lo he encontrado aqui. Blogueando por la red que diría el bloguedor (el de verdad que hay por ahi mucho fake) y aqui os lo planto.

Los días de nuestras vidas

A veces me siento como si viajara hacia atrás en el tiempo, muy lejos.
Sabes, cuando éramos niños, cuando éramos jóvenes, las cosas parecían
ser tan perfectas. Los días eran interminables. Éramos jóvenes, y estábamos locos.
El siempre brillaba, y vivíamos para divertirnos. A veces, no sé porqué, parece
como si fuera demasiado tarde. El resto de mi vida ha sido como un espectáculo.
Fueron los mejores días de nuestras vidas. Los malos momentos fueron escasos.
Pero aunque aquellos días hayan pasado ya, hay algo que sigue estando ahí.

Cuando me paro a pensarlo, me doy cuenta de que todavía te quiero.
No puedes parar el reloj, ni hacer que vuelva la marea. Es una pena. Me gustaría
poder retroceder montado en una montaña rusa, hacia donde la vida
era tan sólo un juego. No tiene sentido el pararse a pensar lo que pudiste haber
hecho, cuando te puedes recostar hacia atrás y disfrutar de todo ello con tus
hijos. A veces, no sé porqué, parece como si fuera demasiado tarde.
Es mejor sentarse y dejarse llevar por la corriente. Porque éstos son los mejores días de nuestras vidas. Han pasado rápidamente a través del tiempo. Esos días se han ido ya, pero algo queda de ellos. Cuando
me fijo bien, me doy cuenta de que no ha cambiado nada.
Aquellos eran los días de nuestras vidas. Los malos momentos en la vida, fueron
escasos. Esos días, han pasado ya. Pero algo es cierto. Cuando te miro, me
doy cuenta de que todavía te quiero.

Todavía te quiero.

>>>>>Gracias a Lurrid

Esta historia la quiero vivir contigo

No se me ocurre nada especialmente especial como debería ser en un día tan especial como hoy. Demasiadas cosas. Sólo sé una cosa y es que esta historia la quiero vivir contigo. Dejo el ordenador y hojeo una revista. Cojo las tijeras, encuadro con la carátula de un cd, con el Bic selecciono, quito carátula, recorto sin intentar salirme del trazo. Sigo viendo papeles, revistas, y ahi esta en la página tres del folleto de una conocida marca de tabaco. Esta vez es más rápido. Cojo las tijeras y recorto sin intentar salirme. Mi cabeza ha dibujado un improbable rectángulo. Barra de pegamento. Con cuidado para que no haya demasiado pegamento. Enciendo escáner y antes de que termines de leer esta frase, ¡voilá! ya esta aqui. Esta vez si, una imagen vale más que mil palabras. (siempre has dicho que soy más audiovisual que otra cosa…) Hoy tres años. Always forever.

Listen to your heart

Existen canciones que por circunstancias de la vida acaban ligadas a un momento o a una persona. O los dos. Siempre me ha gustado hablar de la Banda Sonora de mi vida. Amo el cine y me encanta este concepto derivado del mismo. Cada uno tiene la suya, única e intransferible como las tarjetas de la caretera que de verdad sirven para algo. Hoy me vienen estas tres tan diferentes y tan iguales. Sobretodo tan especiales. Who´s gonna ride your wild horses? Come away with me to the Secret garden…

Come away with me

Secret garden ¿Recuerdas la peli de Tom Cruise? Muy buena, ¿verdad? a mi me encanta esta canción de Bruce.

Read More

Miquel Barceló

“Cerveza, canutos y agua del mar. Ese es el sabor de mi vida” Miquel Barceló

Ese es también un buen cóctel para la felicidad. Una cañita bien fría, un chocolate espeso y salitre en los pies son el mejor prólogo para la única cosa que se echa de menos en tu fórmula: el amor. La verdad es que se le queda la vista un poco corta. Estamos llamados a hacer cosas grandes. Pensar otra cosa es una simpleza. Aparte de declaraciones desafortunadas o por lo menos inexactas, este artista hace algunas cosas muy interesantes y si no mira aqui.

Plata reluciente

La plata es un metal muy dúctil y maleable, algo más duro que el oro. Es posible obtener con 1g de este metal fabricar un hilo de 180 metros de longitud. Tiene la más alta conductividad eléctrica de todos los metales, incluso superior a la del cobre —el conductor por excelencia— pero su mayor precio ha impedido que se utilice de forma masiva en aplicaciones eléctricas. Impresionantes cualidades ¿verdad?

Hoy en mi casa hemos celebrado los 25 años de matrimonio de mis padres. Como no podía ser de otra manera, el Cafe Ultravioleta ha sido patrocinador oficial de la fiesta. El que un matrimonio, mis padres u otros, llegue a celebrar sus bodas de plata (las bodas de oro son otra división) es un gran logro personal y como pareja. Y más hoy en día. Esto significa que entre los dos han ganado la partida, y han tenido la capacidad de volver siempre al otro. A mi me parece una pasada. Y creo que son cosas que ves dia a día y no lo valoras. Olé por ellos. Esto si que es impresionante.

Mi madre y mi padre en el día que se unieron para escribir su propia aventura

Esta canción esta dedicada a ellos. Es del grupo Siempre Así, que me parecen muy “salaos”(el nombre, su música y ellos) Para que sigamos siempre asi. P´lante.

Hace algun tiempo

Lo noto. Hace tiempo que no pasas por aqui. Puede que no lo entiendas pero no es lo mismo. Las luces ultravioletas que he colocado para celebrar la llegada del nuevo año no brillan. No hacen brillar las camisas y los dientes hasta ponerlos como los del anuncio de Colgate. Radiantes. Puedo entender que que no siempre tenga que ser perfecto. De acuerdo. Lo que no suelo admitir es que no se piense con la cabeza. Las cosas hay que hacerlas. Muchas veces aunque a uno no le guste. Hay que intentar hacer las cosas bien. Son las 3 de la madrugada y esta esta es la única idea clara que tengo despues de un dia largo y unas cuantas copas.

Ahora bajo lentamente las persianas de mi CafeUltravioleta y dando unos pasos tambaleantes, que pretenden seguir el ritmo de esta canción (Deliciosa música, incisiva letra.), me acerco a la cama donde me dejo caer. Uno de los últimos hits en este local. Regina Spektor. No la pierdas de vista, mola un montón. Y tiene mensaje.

Y no pasa nada. Nunca pasa nada (y si pasa se le saluda) Lo importante es intentar (por lo menos) hacer las cosas bien y no caer en los mismos errores. Un ejemplo, no ponerse uno en las misma situación.